04 mayo 2007

Don Enrique Orizaola

Don Enrique Orizaola

Ayer falleció un hombre de los que se convierte en ejemplo para la sociedad. Un hombre que siempre luchó en las plazas en las que le tocó lidiar con la frente alta. Un cordobés, venido de fuera, que acabó queriendo esta ciudad más incluso que muchos de los aquí nacidos.

Su etapa más conocida, la que le puso al frente del
Córdoba C.F., fue un ejemplo de saber estar en un puesto difícil, en medio de luchas de poder, problemas deportivos y una afición, la cordobesista, siempre crítica ante la adversidad. Otros en su lugar habrían desertado o habrían aprovechado su situación en beneficio propio. Pero Don Enrique luchó, intentando enderezar el rumbo sin pelear con nadie. Con su buen hacer se ganó el respeto y el cariño de los accionistas, de sus compañeros y de toda la afición.

De niño, en el colegio, no sabía que el padre de una compañera de curso se convertiría en uno de los grandes presidentes de la historia de nuestro club. A ti María, y a toda tu familia, mi más sentido pésame.

Don Enrique, esté donde esté, gracias por todo. Nunca le olvidaremos.

No hay comentarios: