20 julio 2008

Sensaciones de domingo


Supongo que como a la mayor parte de la población activa, los domingos despiertan en mi una sensación extraña, no muy agradable. Por un lado el fin de un merecido descanso para continuar al día siguiente con la rutina laboral, por otro, aunque en menor medida, ciertas ganas de volver a la actividad y retomar los proyectos que requieren atención (no soy masoquista, pero trabajar con libros ayuda, quizá no lo sienta igual un operario de cadena de montaje).

En cualquier caso, son horas para apurar haciendo aquello que durante la semana no será posible por cuestiones obvias de falta de tiempo (en mi caso, haciendo números y escribiendo en este lugar de encuentro).

Si esta semana tengo tiempo para escribir, dedicaré un artículo al maravilloso compositor John Williams. Y, pronto, tendremos disponible la segunda entrevista a cordobeses en la Red, en este caso dedicada al editor, escritor, blogero y "cinéfilo distraído" Javier Ortega.